IM (PERFECCIONES)

Nadie es perfecto. O eso se dice. Lo que ocurre es que nos empeñamos en serlo, o en no equivocarnos. En ser lo que los demás esperan de nosotros o en vestir lo que otros visten. Pero, ¿sabéis qué? Que cada persona tiene unas características que la hacen única e irrepetible. Son esas peculiaridades las que tenemos que aprovechar a la hora de encontrar nuestro estilo personal. Por eso nuestro armario debe ser un reflejo de nuestro mundo interior y siempre sin dejar de lado nuestra fisionomía.

Vestir bien es un concepto que va más allá de saber combinar los colores y las texturas. Consiste en saber tomar decisiones adecuadas en cuanto a la vestimenta: escoger bien las prendas basándote en las siluetas que te quedan mejor, los colores, las formas y las circunstancias en que usarás ese atuendo. Si eso es así,  seguramente te verás (y te verán) “bien vestida”.

Todo esto comienza desde un ejercicio de autoobservación y aceptación del propio cuerpo. Una toma de conciencia de la realidad de nuestras características, de forma que aprendamos a potenciar nuestros puntos fuertes y a disimular o restarle importancia a nuestros puntos más débiles de nuestra morfología corporal.

De ésta forma, plántate frente al espejo. Obsérvate desde la cabeza hasta los pies, haciendo un recorrido visual por tus formas y disfrutando de todos esos lugares escondidos y de gran belleza que seguramente desconocías. Desvía tu atención hacia esas partes y pregúntate cómo resaltarlas. A veces es más fácil atender a lo bonito que “disimular” lo que no nos gusta. Sin embargo, dentro de todo éste análisis podemos sentirnos algo insatisfechas o no saber como resaltar algunos aspectos. Nuestro cuerpo no podemos cambiarlo, pero sí podemos utilizar algunas pautas generales sencillas para poder amarlo mucho más y así expresar hacia el exterior nuestro máximo potencial:

 

“Soy muy bajita”

También eres muy afortunada, porque puedes permitirte cualquier tipo de tacón, además de lucir super “minis” o shorts que hagan que tus piernas parezcan más largas, creando un efecto general de altura.

Utiliza:

Vestidos rectos.

Conjuntos monocolor (sensación de silueta más alargada, sin cortes).

Rayas verticales (alargan la silueta).

Cinturones finos.

Escote en “V”.

Pantalones de tiro alto.

 

 “Soy muy alta”

Utiliza:

Zapatos de tacón bajo o estilo bailarina.

Pantalón pitillo

Blusas, tops, camisetas que terminen en la cadera.

Estampados y color en la parte superior

Chaquetas tipo Blazer

Cinturones

Faldas por encima de la rodilla

Vestidos “maxi”

 

“Tengo los muslos anchos”

Utiliza:

Pantalones o faldas con tejidos con caída y peso, sin bolsillos ni accesorios laterales

Vaqueros rectos (más favorecedores que los pitillo o acampanados)

Líneas verticales (aportan altura y estilizan mucho la silueta)

Colores oscuros en la parte inferior (los estampados y colores claros o luminosos, en la parte inferior).

Vestidos y faldas justo por encima de la rodilla.

Vestidos camiseros

Zapatos con tacón

 

“No tengo culo”

Utiliza:

Pantalones con costuras y siempre bolsillos traseros, detalles, bordados, cremalleras, lazos, hebillas…cualquier elemento que aporte volumen.

Faldas con vuelo

Telas gruesas

Cinturones anchos que caen en la cadera

Estampados, colores claros y luminosos

 

“Tengo la cintura poco definida”

Utiliza: todas esas prendas que se estrechen en la cintura y puedan crear ese efecto óptico de que la cintura es más estrecha:

Chaquetas y partes de arriba ajustadas

Tops anudados

Cinturones

Vestidos cruzados, que envuelven y se anudan a la cintura.

Prendas y vestidos vaporosos (evitar tejidos muy rectos)

 

 

De forma general, las líneas, las formas, el volumen y los colores son claves y determinantes.

-Todas las prendas poseen líneas de estilo, que pueden ser: verticales, en horizontal o redondeadas (tanto en estampados como en costuras…).

Las líneas verticales podemos encontrarlas en prendas rayadas, en costuras, en pinzas… Son líneas que estilizan porque aportan verticalidad.

Las líneas horizontales las encontramos en prendas rayadas, en bolsillos, en detalles como letras estampadas, etc… y aportan anchura.

Las líneas redondeadas crean volumen y solemos encontrarlas en estampados.

-Los colores claros o luminosos siempre aportan volumen, mientras que los oscuros restan. 

-La pedrería, las tachuelas, bolsillos, volantes, flecos…cualquier elemento decorativo añadido en la prenda nos aporta volumen. 

 

 

1 comentario
  1. Mª del Mar
    Mª del Mar Dice:

    Hola Fani, me gusta mucho tu blog y te sigo desde su inicio. Se nota que eres Psicóloga, porque este no es un blog más, sabes llegar a los demás, trasmitir, dices cosas que animan y dan buenas ideas.
    Cada día lo miro por si has puesto algo nuevo. Yo tengo problemas para vestir, siempre me veo mal con todo, envidio a muchas de mis amigas y a las modelos que salen en la tele, tan delgadas y tan guapas.
    Tus ideas son magníficas y me animan a rebuscar en el armario lo que ponerme cada día, antes me ponìa lo primero que veía y procuraba ponerme algo oscuro para parecer más delgada y pasar desapercibida.
    Que opinas de: bañador o bikini, este año parece llevarse más el bañador pero el bronceado más completo, a las que somos de costa…
    Cómo podría oir Onda Cádiz, vivo en Almería.
    Por cierto esa foto del mar que has añadido, de donde es ?, me gusta mucho.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *