LA VIDA ES UN FESTIVAL, NO UN CARNAVAL

Los eventos con música al aire libre tienen su máximo esplendor en la estación de verano. Los festivales se convierten en el principal punto de encuentro social de muchos, de diversión y de la necesidad de liberación propia de las vacaciones.

Se ha escrito mucho sobre el dress code festivalero. Sin embargo, y a pesar de toda la información que existe sobre el tema, a veces no resulta nada fácil vestir para un festival de música sin caer en el tópico o en el extremo del disfraz . Y no. Un festival de música NO ES SINÓNIMO DE CARNAVAL.

A la hora de escoger modelito, como en el caso de la asistencia a cualquier otro tipo de evento, lo primero que hay que plantearse es: ¿cuál es mi objetivo? ¿qué espero yo de éste Festival? Si la respuesta (real) a éstas preguntas es: ver a un grupo y disfrutar de su música en directo, divertirme con mis amigas y desconectar un tiempo del trabajo o de mis obligaciones personales…o una reflexión de tipo similar, entonces -y sólo entonces-, hemos de seleccionar una vestimenta que me facilite conseguir esos objetivos, permitiéndome estar cómoda, libre y, sobre todo, coherente y acorde a mi forma de pensar y de vestir.

El pasado fin de semana tuvo lugar en la ciudad de Cádiz la V Edición del Festival No Sin Música. Uno de los días que asistí me decanté por un conjunto dos piezas y gafas de sol, todo ello Vintage y combinando gamas de color rojo y rosa, una de mis mezclas favoritas (no hay miedo).

Defiendo una estética despreocupada, cómoda y acorde a la música y el “…bailar, bailar, bailar, hasta el amanecer…”, como muy bien cantaron Los Zigarros en su intervención estelar.

 

Os planteo algunas indicaciones a tener en cuenta a la hora de elegir bien las prendas en éste tipo de eventos o situaciones de carácter musical:

 

SÍ, SÍ, SÍ:                                                 

Bolso grande o tipo bandolera.

Te permitirá estar cómoda y bailar como si no hubiera mañana con total despreocupación. También hay que tener en cuenta que es probable que estés todo el día fuera, por lo que necesitarás llevar – y guardar- diferentes elementos de importancia vital: maquillaje, toallitas, gafas de sol, chaqueta por si refresca…Por tanto es importante que el bolso sea de un tamaño grande.

Gafas de sol y accesorios que aporten un toque distinto a un conjunto básico: arriésgate con color, piedras, flores o cristales. Sin vergüenza ni vergüenzO.

Camisetas, vestidos… con detalles de encaje. El encaje NO es sólo para la noche. Con colores básicos puede aportarte un toque muy especial.

Sandalias o zapatillas cerradas.

Sí hace buen tiempo, por norma las sandalias son muy adecuadas. Pero, cuando el festival tiene lugar en un descampado o en una zona con tierra, hierba… en estos casos es mucho más cómodo cubrirse los pies para evitar ensuciarse (y si te pisan, el dolor no será tan fuerte). Así, unas sneakers son la mejor opción.

Es preferible recurrir a los looks básicos que elegir una vestimenta por verla en revistas de moda o redes sociales. El look “copiado” no reflejará tu personalidad y gusto al vestir y seguramente esta falta de comodidad se reflejará hacia el exterior.

Ante la duda, apuesta por:

-Faldas tipo Lady, por encima de la rodilla o a media altura y con vuelo. Combínala con un top o blusa fresca.

-Vestido negro + chaqueta vaquera + zapatillas. Así de sencillo.

-Camiseta estampada + shorts. Recuerda que hay vida más allá del denim.

-Vestido fluído de un color que te favorezca y te guste. No optes por el estampado floral o los cuadros sólo “porque se llevan ahora”. Elige tu color y la forma más adecuada de las prendas a tu morfología corporal, con el objetivo de resaltar todos tus puntos fuertes (que sí, que los tienes).

 

NO, NO y NO:

Bolso tipo clutch o la opción de “no llevar bolso”.

Ni vas de boda ni a tus amigas les apetece llevarte las cosas en sus respectivos bolsos. Es mejor que tengas siempre a mano todas tus cosas personales, pues puedes necesitarlas en cualquier momento.

Estilo Cowboy.

Si los flecos, el sombrero o las botas altas no son tu estilo, o no acudes a un festival country, es mejor que lo destierres como “look festivalero por excelencia”. Una cosa es que aportes un toque diferente y otro es que parezca que vas a un concierto de Coyote Dax. No pega mucho, ¿no?

Coronas de flores en grupo.

Por favor, no lleves una corona de flores. Es casi peor que llevar pamela. Una cosa es que te pongas algún detalle romántico o flores como complemento para darle un toque personal y, otra muy distinta, es que todo tu grupo de amigas vaya de la misma forma. El toque personal se pierde y pareceréis una despedida de soltera. Tal cual.

Ir excesivamente arreglada.

A todas nos gusta sentirnos guapas. Lo que no sabes es que puedes estar más guapa con un estilo más informal que con unos taconazos de 20 cms y un vestido de lentejuelas. A veces no se trata sólo de comodidad, sino de una sensación de libertad que te permita disfrutar más de lo que ocurre en el exterior, del espectáculo y de la música, más que de tu propia apariencia.

-Llevar camisetas de grupos de música que no tocan en el festival al que acudes.

¿Para qué? Piénsalo.

Prendas excesivamente ceñidas.

Recuerda que vas a mover mucho el esqueleto, por lo que es mejor que uses tejidos frescos que te permitan mayor movilidad.

Blanco Total look.

Es cierto que el blanco es uno de los colores más favorecedores del verano, pues aportan una gran luminosidad, especialmente en las pieles bronceadas. Pero también es verdad que en un Festival de música en el que estarás durante todo el día –y la noche-, con una gran actividad, probablemente va a desencadenar en manchas múltiples que serán poco estéticas y, sobre todo, difíciles de quitar. Si aún así eres muy fan de éste color, utilízalo preferentemente en la parte superior o en complementos como collares, pulseras o pañuelos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *